Epidemiología de la Infertilidad

En la sociedad actual existe un porcentaje que oscila entre un 15% y 20% de parejas que tienen algún problema de infertilidad. De este universo un 40 % son problemas femeninos, 40% masculino y un 20% es de ambos. Aspectos Básicos de la Infertilidad En los últimos años los avances científicos y tecnológicos en el área de la reproducción asistida ha sido impresionante, en la actualidad existen Centros que pueden asistir a parejas infértiles ha poder tener hijos, en La Paz - Bolivia se encuentra el Centro Integral de Reproducción Embriovid, quien brinda a sus pacientes tratamientos eficientes, prácticos y principalmente humanos, abarcando aspectos emocionales y sicológicos de trascendente papel en la infertilidad.

La efectividad de un tratamiento no se juzga sólo en términos de resultados medidos en tasas de embarazos, sino en la selección de pacientes para tratamientos específicos como resultado de una investigación cuidadosa que se la realizará en Embriovid antes de someter a la pareja a cualquier tratamiento. Cuando una pareja descubre que no puede tener hijos se enfrenta a una situación para la cual no está preparada, sus reacciones, por lo mismo, son diversas, y pueden llegar a ser muy complejas, lo primero que necesitará saber es si existe o no un problema y cual es la causa o las causas del mismo.

La incidencia del problema es mayor de lo supuesto y tiende a incrementarse por múltiples factores, el origen del problema puede radicar en el varón, en la mujer o en ambos, en cada caso uno o varios factores pueden estar alterados en grado variable, algunos sólo dificultan la concepción mientras que otros la impiden por completo, algunos de los trastornos pueden ser corregidos y otros no.

La infertilidad es la incapacidad de una pareja para lograr la concepción después de un año de relaciones sexuales sin protección anticonceptiva, mientras que pérdida gestacional recurrente implica la capacidad de lograr concepciones pero no hijos viables. La infertilidad se denomina primaria cuando nunca se logró un embarazo y secundaria cuando hubieron embarazos previos. 

EPIDEMIOLOGIA DE LA INFERTILIDAD Muchos factores se señalan como causas en el incremento de la infertilidad en los últimos años: la polución ambiental, las nuevas enfermedades de transmisión sexual, la disminución de la fertilidad masculina según parámetros seminales, las tendencias a posponer el embarazo para edades más avanzadas, los cambios en orientación sexual, el cambio de decisión en parejas que habían decidido vivir sin hijos, entre otros. En Bolivia existen limitaciones para conocer con precisión el número de parejas infértiles. Existen datos que permiten suponer que el 15% es una cifra que se aproxima a la realidad y que estas aumentan por las características del mundo moderno:

Tendencias a posponer embarazos para edades más avanzadas.
Uso indiscriminado de técnicas anticonceptivas.
Mayor incidencia de enfermedades venéreas.
Automedicación.
Dietas demasiado restrictivas.
Ejercicios extenuantes.
Exposición a tóxicos ambientales, pesticidas, plomo, solventes, gases, pinturas, radiación y otros.
Tabaquismo.
Alcoholismo.
Drogadicción.

Los factores causales de disminución de fertilidad en una pareja varían de acuerdo de la población de que se trate: por ejemplo, los trastornos tubarios infecciosos, la tuberculosis genital, son más comunes en grupos de bajo nivel socioeconómico, mientras que problemas como endometriosis y anovulación son más frecuentes en clases de nivel más alto.

La fertilidad es máxima en la mujer entre los 24 y 26 años, declina en forma gradual después de los 30, con caída más acentuada alrededor de los 35, más por alteraciones en la función ovulatoria o en la viabilidad del óvulo, aunque también se invocan factores como la deciliación tubaria, endometrosis, enfermedad pélvica inflamatoria y disminución de la frecuencia coital. Con la edad aumenta la incidencia de abortos espontaneos; así a los 35 años, es casi el doble de lo que se observa a los 20 años.

La fertilidad disminuye después de suspender la anticoncepción hormonal pero se recupera pronto, al menos que se hayan utilizado preparados de larga duración por vía parenteral. La edad de la mujer es el factor determinante más importante, ya que a los 35 años las probabilidades de lograr un embarazo son la mitad de las que se tienen a los 25 años y después de los 40 años es mínima.

En el hombre, la fertilidad es máxima a similar edad, pero el declive se inicia después de los 35 años. El efecto de la edad paterna en la frecuencia de abortos espontáneos es discutible; algunos encuentran aumento de alteraciones como la trisomía 21, mientras que otros no. Sin embargo, algunos trastornos autonómicos dominantes como la acondroplasia si aumentan con la edad paterna avanzada.

El número de embarazos aumenta con mayor cantidad de relaciones sexuales en el periodo ovulatorio. Las eyaculaciones frecuentes mejoran la calidad del semen y el número ideal de relaciones sexuales para lograr un embarazo es de cuatro o más veces a la semana.

Las alteraciones nutritivas serias que causan desnutrición u obesidad disminuyen la fertilidad y lo mismo sucede con el ejercicio exagerado. También las situaciones con estrés y los medicamentos del tipo de los anticonceptivos, tranquilizantes, estimulantes, analgésicos y demás alteran la fertilidad, Lo mismo sucede con el consume crónico y excesivo de alcohol, cafeína nicotina y drogas ilegales.

La tendencia actual de posponer embarazos disminuye las posibilidades futuras de lograrlo por aumento de edad incremento de endometriosis, agravamiento de problemas no detectados, productos alimenticios contaminados por hormonas, y otros. El hecho de que las mujeres se desempeñen en actividades antes reservadas sólo para los hombres contribuye a aumentar la incidencia de infertilidad y pérdida gestacional recurrente por disminución en la frecuencia costal, esto sucede, en algunos casos, cuando los dos trabajan, aumento de estrés, exposición a agentes tóxicos ambientales e infecciones genitales relacionadas con algunas prácticas anticonceptivas.

La drogadicción afecta cada vez más a la población joven y causa problemas de infertilidad y perdida gestacional recurrente al afectar la función neuroendocrina y alterar la ovulación, espermatogénesis y el funcionamiento sexual. Siéntase en la completa libertad de llamar a cualquiera de los miembros de nuestro equipo para aclarar sus dudas, o envie sus consultas a los siguientes medios de contacto en pie de pagina descritos.